lunes, 19 de marzo de 2012

Padre no hay mas que uno....


Sigo por aquí, no me he ido, solo ha sido un pequeño gran “kit kat”... la verdad es que he dejado atrás muchas cosas pendientes de durante estos meses, pero no se van y se quedan en el tintero, y ya lo iré publicando poco a poco, pero no podía pasar este día sin estas "palabrillas":

Padre no hay más que uno… Sí, porque una madre es una madre, pero un padre es un padre, y “desde mi enfoque” el mío es un padre con letra mayúscula, subrayada y negrita!!! Y no me digáis que no soy objetiva porque:


Mi padre se tiraba en la orilla de la playa para hacer castillos de arena con todos los niños, y cada vez que llegaba se armaba la revolución. En mi cuarto cumpleaños se disfrazó de la pantera rosa, y ahora si hace falta se disfraza de Bob Esponja o lo que sea para animar una fiesta.

Mi padre está siempre ahí para cualquier cosa que necesite: “Papá, que necesito que me lleves el cheque al banco”, “Papá, envíame esta carta certificada”, "Papá, que quiero ir a hacer fotos a Juzcar", “Papá, esto…”, “Papá, lo otro….”, aunque es un poco despistado y va dejándole a mi madre 100 notas por toda la casa para que no se le olvide… Y lo mejor es que mi padre me da las gracias por ayudarme a hacer la compra, porque dice que así ha pasado una tarde conmigo.

Lo que pasa es que mi padre es un poco “introvertido”, y claro al pobre no le gusta hacer nada ¡Que le vamos a hacer! Ni le gusta ir de tapeo, ni le gusta la playa, ni le gusta viajar, ni le gusta bailar, ni le gusta cantar, ni le gusta el fútbol, ni le gustan los carnavales, ni le gusta la semana santa…. y es por eso que no le gusta “nada de nada” que tiene “tanto” tiempo libre y está “tan” descansado que tampoco, como buen español, le gusta la siesta.

Por todas estas razones mi padre no tiene un grupo de amigos, tiene incontables grupos de amigos: la morralla, los amigos de siempre, los compañeros del despacho de arquitectura, los de la peña axarquía, los de la semana santa, los de la feria, los del rocío, los vecinos de siempre, los de su grupo de salsa, etc…  por eso cuando me casé le pedí por favor que no se hiciese más grupos, que con mantener a los que tenía era suficiente ¿Me entendeís?

Y hablando de boda, mi padre, con chaqué puesto y todo, se puso a fregar la entrada de mi casa para que no me mojara la cola del vestido, al darse cuenta que el riego por goteo había saltado por equivocación (Vease foto que no tiene desperdicio)

Mi padre hace los mejores montajes de fotos y vídeo, y tiene mucho mérito porque es autodidacta. ¡Sí claro…! Diréis, ¡Con lo fácil que es con cualquier “programilla” de esos de hoy en día!... No señor, porque resulta que cuando mi padre empezó lo hizo para la boda de mi tío, hará ya unos 25 años cuando no existían los mega pixel, grabando foto a foto en un caballete con su cámara de vídeo y contando los segundos suficientes previamente calculados para la canción que sonaría de fondo, es decir totalmente casero. Luego sí llegarían la mesa de mezclas, el primer ordenador, los programas de edición, etc…

Y por ultimo os quiero decir que a mi padre tampoco le gusta la fotografía, es por eso que, no me hizo un álbum de fotos de pequeña, me hizo cuatro… y eso contando solo hasta los 10 años.  

La cuestión es que mi padre me lleva pidiendo meses, y cuando digo meses puedo decir incluso medio año, que le ayude para hacerle un blog de fotografía. Sé que no tengo perdón, ya que después de todo lo que me da, no tendría que haberlo dejado tanto tiempo, pero como dice el refrán más vale tarde que nunca, así que aquí está y espero que disfrutéis con sus fotografías porque “desde mi enfoque” lo merecen.

El enlace es el siguiente: Desde mi enfoque

Felicidades Papá, soy tu seguidora número 1.

jueves, 13 de octubre de 2011

Parecidos razonables...

¿Os acordáis de los Reyes Magos del verano? Sí, ese día en el que mi cuñado llegó cargado de regalos desde Londres (lo podéis ver aqui)... entre otras cosas traía esta bolsa en la maleta, me gustó mucho el estampado así que la guardé encantada por lo que pudiera pasar, quizás podría servirme de inspiración.


Un mes mas tarde cumplía uno de mis deseos de la lista del verano. Hice con mi madre el curso de cartonaje con Tere, de "Manualidades el taller de Tere" que nos atendió y enseñó estupendamente. No te creas que me había olvidado de ti, pero ya sabes que ando algo liada de trabajo, aunque como dice el refrán: "Mas vale tarde que nunca"

Te agradezco mucho la paciencia que tuviste con nosotras porque entre tantos papeles no sabíamos por cual decidirnos, aunque la verdad es que desde primera hora me encantó este papel de hortensias, que fue el elegido para la tapa de la sombrerera.

Me imaginaba que iba a ser difícil y laborioso hacer una sombrerera, pero no tanto. Así que si ya lo valoraba antes por ser un artículo hecho a mano, ahora muchísimo más. Cortar el cartón, darle forma, encolarlo, y empapelarlo todo sin que quedara ninguna arruga, cosa que no conseguí al 100%, no fue tarea fácil.

No tan complicado ha sido este sencillo tocado para mi cuñada. Tan sencillo lo quería que costó convencerla para poner la cinta de 3 cm en vez de 1 cm. Cuando me puse manos a la obra estaba casi asustada poniéndole las plumitas, así que antes se seguir cosiendo la llamé, y afortunadamente no había que quitarle nada, sino que entro alguna que otra plumita más.


Como veis, se trata de una mini-banda charleston realizada en sinamae natural teñido a mano en azul tinta, color del vestido, con adorno en forma de bucle en el mismo material y antenas de plumas de pato en colores variados a juego con los complementos.


Y esta es la historia en la que una bolsa que trajo mi cuñado de Londres se convierte en un tocado para su hermana, mi cuñada, y entre los cuales aprendo a hacer una sombrerera...

¿Habéis encontrado los parecidos razonables?

jueves, 8 de septiembre de 2011

Y me encontré con la abeja maya...


Este verano fui a Júzcar a ver los pitufos y me encontré con la abeja maya... ¿Os acordáis de la lista de deseos que hice aquí para mis vacaciones del verano? Entre ellos había uno que era ir al Juzcar, el pueblo malagueño elegido para la presentación mundial de la película de los pitufos (Ya os enseñaré las fotillos)






Pues no solo pude tacharlo de la lista sino que también taché la sesión fotográfica con la reflex, vamos un dos en uno. Y para hacer el día más fructífero, si cabe, me encuentro con la sorpresa de estos girasoles con abeja incluida.



Llevaba tiempo con las ganas de poder fotografiar un paisaje de este tipo así que por un momento me olvidé de las casas azules y ahí que me puse a disparar como una loca, eso sí, previamente ajustando apertura y velocidad, para poner a prueba el cursillo expres ¡ni una foto en modo automático!

(Para los entendidos en fotografía quizás las fotos estén un poco saturadas de luz, pero están hechas así a conciencia, ya que me encanta el efecto queda)


Y ni que decir tiene que estas fotos me vienen "de perlas" para presentaros este tocado, que lleva ya mucho tiempo esperando a unas fotografías que le acompañaran a salir a la "palestra".


Es el mismo modelo que os presenté aquí con los agapanthus, pero en colores diferentes. Esta vez en color negro y amarillo mostaza, por cierto uno de los colores de moda en esta nueva temporada.

Se trata de una banda "charleston" realizada en sinamay color mostaza, con una flor hecha a mano en el mismo material en color negro, tul y plumas de biot de oca a juego.

y vosotr@s ¿Con qué sorpresas os habéis encontrado este verano?